Caminito de Belén 2012 (preparativos)

Otro año más, preparamos la campaña del “Caminito de Belén”

Es una mezcla de Juego y Retiro por Internet para vivir verdaderamente la Navidad. Surgió hace unos años ante el cansancio que producen los signos tradicionales de Navidad, llenos de sensaciones y recuerdos importantes, pero vacíos de sentido cuando no abro mi corazón a Jesús que nace en Navidad.

Por eso la propuesta: si Dios hace un camino infinito para llegar hasta nosotros en Belén, ¡vamos a hacer nuestra parte también! Eso es lo que hicieron los pastores, lo que hicieron los magos, y lo que cantamos en innumerables aguinaldos y villancicos. Tiene que ser un camino de renovación, de cambio profundo y real para descubrir la maravilla del amor de Dios en la pequeñez de “mi Belén”.

Caminito de Belén (blog del retiro)Por eso te invito a pasarte por el blog del proyecto, http://caminitodebelen.wordpress.com/, y dedicar todos los días unos minutos a la actividad propuesta para ese día.

Sólo unos minutos, de ser posible al inicio del día, y ya verás como este año será realmente Navidad.

Espero tu participación en el blog hermano del Caminito de Belén.

 

 

Anuncios

El secreto de Merlín (Cuento)

Merlín tenía que hacer un largo viaje a tierras lejanas, así que dejó su casa en el centro del Bosque con un simple letrero sobre la puerta encantada:

“Se necesita ayudante: el seleccionado aprenderá como pago por su trabajo todo tipo de magia. 
Para obtener el puesto, deberá encontrar las palabras mágicas que yo uso para abrir la puerta al entrar y salir”.

Al poco tiempo la fila de jóvenes deseosos de entrar al servicio de Merlín se alargaba por el bosque como cola electoral. Uno a uno, los candidatos se acercaban a la puerta de la casa encantada y probaban palabras, encantamientos u órdenes para abrir la puerta. Pero nada, la puerta seguía inmóvil como si estuviera fundida en la piedra.
A las pocas semanas, con Merlín sin aparecer, apenas dos o tres candidatos se acercaban para probar y la entrada se iba cubriendo de hojas secas. Fue entonces cuando Randalf, un joven candidato que había viajado muchos días para aprender la verdadera magia, se plantó frente a la prueba. Estudió el anuncio y la puerta, probó el “Abracadabra” y el “Supercalifragilístico”, pero nada. ¿Por qué Merlín habría preparado una prueba así? – se preguntó – ¿Qué deseaba enseñar con eso?…
Meditó, pensó,…Y entonces comprendió: se puso frente a la puerta y, suavemente, dijo: “Puerta, ¡ábrete, por favor!”. Y la puerta, suavemente, se abrió para dar paso a Randalf, el joven aprendiz.
Mientras entraba, el joven sonrió pues ya sabía cuál era la otra palabra mágica para poder salir más tarde:
¡Gracias!

A %d blogueros les gusta esto: