Esperar ilusiones o provocar realidades (reflexión)

En el libro de los Proverbios se acumula mucha sabiduría. Así dice:

Al que cultiva su campo, hasta le sobra comida;
al que anda con ilusiones, lo que le sobra es pobreza.
(Prov 28,19)

Cultivar el propio campo… para los agricultores es sinónimo de pasar el arado, quitar malas hierbas, sembrar buenas semillas, regar en tiempo de sequía…
Para nosotros, cultivar el propio campo es abrir surcos en la propia conciencia, quitar malas costumbres, esforzarnos con los conocimientos y experiencias que nos harán crecer y poner esfuerzo y cariño en los momentos de trabajo.
El que va por este camino tiene, según la promesa de la Biblia, abundancia asegurada.

Andar con ilusiones en aquel mundo campesino es descuidar el propio campo, dejar de ordeñar los propios animales, gastar el tiempo con falsos amigos, soñar con grandes negocios en el futuro,…
Para nosotros, andar con ilusiones es descuidar las propias obligaciones, desaprovechar los propios talentos, gastar el tiempo con la TV, y el facebook, soñar con que no hay que preocuparse mucho, porque ya tengo todo lo que necesito…
Al que va por este camino la Biblia le asegura que le sobrará pobreza.


¿Por qué camino vas tú?

¿Por cuál vas a caminar en los temas del amor?

¿Y en tus aspiraciones y proyectos personales?

¿Esperar ilusiones o provocar realidades?

A %d blogueros les gusta esto: