Palabras para el agradecimiento (Documento)

Las reflexiones de este mes, en consonancia con los últimos días del curso escolar, se centran en torno al agradecimiento “por tantos bienes recibidos”.

De todas las “Palabras para la vida”, Gracias y Por favor son las dos más importantes y frecuentes. Pero muchas veces dejamos de usarlas, porque estamos con gente conocida o en situaciones habituales. Y con ello perdemos una gran oportunidad de enlazar las vidas de los que convivimos juntos.
Hay cosas gratuitas, que no controlamos, que son más valiosas que lo que conseguimos por esfuerzo: el respirar, un paisaje, tener a alguien que me quiera, poder amar…

View this document on Scribd

Como siempre, invitamos a consultar el folleto y si desean, aprovechando la licencia Creative-Commons, a descargarlo y usarlo para pensar, valorar y orar.

Palabras para Madres (Documento)

Palabras para Madres, palabras que hacen familia. Las madres son, junto con los padres, la expresión más poderosa que existe en este mundo del amor desinteresado. Son el mejor reflejo del poder del amor auténtico, porque el amor de una madre es el mejor regalo que Dios nos hace.

View this document on Scribd

Los cristianos, cuando pensamos en las madres, lo hacemos de la mano deMaría, la Madre de Jesús, que desde el sacrificio en la Cruz y desde la compañía hacia los discípulos, es nuestra Madre.


Este mes la tenemos especialmente presente en estas reflexiones. Como siempre, invitamos a consultar el folleto y si desean, aprovechando la licencia Creative-Commons, a descargarlo y usarlo para pensar, valorar y orar.

Hablar de la Alegría

La alegría es la característica que identifica una vida en crecimiento pleno. El Buen humor y la risa vendrán a veces, pero la alegría, interior, pacífica, creativa, se mantiene cuando uno está arraigado en la vida.Dado que la alegría, como los demás sentimientos, no se crea a voluntad, sembrar y luego cultivar la alegría cuando nace es uno de los aprendizajes más serios que debemos hacer.La alegría, cuando es verdadera, se extiende por contagio, transforma la convivencia en casa, en el trabajo, en la sociedad y mejora nuestro trabajo.

Como cristianos, sabemos que la verdadera alegría se encuentra en la comunión con Cristo Resucitado, y tenemos la experiencia de que nos lleva suavemente hacia la santidad.

View this document on Scribd

Ciertamente, como dice el refrán:

“Un cristiano triste….

…¡es un triste cristiano!”

El Padre pródigo (cuento)

Cuento

Un padre tenía tres hijos. Había dedicado su vida a trabajar duramente para sacar adelante sus familia, para que tuvieran todas las posibilidades que él nunca tuvo. Con mucho esfuerzo había montado un pequeño local de almuerzos, luego otro, y finalmente tenía ya siete restaurantes y tres abastos.

El padre les decía siempre que deberían asumir la parte que les tocaba de la herencia familiar, ya que él siempre había soñado en eso, y esperaba entrar con su ayuda en el negocio de la comida rápida, tomar quizás una franquicia y ser ricos y felices.

El hijo mayor no quiso oponerse a sus padres: dejó los estudios y asumió la dirección de tres restaurantes. El hijo mediano nunca fue un buen estudiante así que se alegró de tener un puesto en los negocios familiares.

Pero la hija menor quería ser pintora, no gerente de restaurantes como deseaba su padre. Él le decía que no fuera tonta, que con eso se moriría de hambre, qué disgusto, él que había soñado toda su vida con que ella siguiera sus pasos, que se estaba equivocando, etc etc etc.

Ella, apenada, intentó olvidar los colores y los pinceles. Pero los días pasaban grises y tristes, sin apagar la llamada del arte, así que al graduarse, reunió todo su valor y tomó la decisión de inscribirse en la Universidad para perseguir su sueño.

¡No lo hubiera hecho! Su padre se puso furioso, le retiró la palabra y dos días más tarde la sacó de casa, confiando en que con eso se arrepentiría y entraría en razón.

Pero no en vano la hija tenía el mismo carácter decidido de su padre. Durante seis meses se esforzó en estudiar de noche y trabajar de camarera de día para pagar sus estudios y un cuarto en una pensión mugrienta. Su padre seguía sin ceder, y ella no quería aceptar la derrota así que los dos siguieron adelante con su orgullo. Pero una noche saliendo de una universidad, atracaron a la hija y la golpearon brutalmente por llevar poco dinero.

Avisaron al padre de su hija estaba en el hospital, herida, y temían por su vida… El padre salió corriendo y durante dos días angustiosos no se alejó de su querida niña, pensando en todo lo que había hecho temiendo lo peor… Al tercer día ella volvió en sí, y al despertar allí estaba su padre, cansado, ojeroso y sonriendo entre lágrimas.

Ella intentó pedir perdón, pero el padre le interrumpió y le dijo:

– ¡Hija, he pecado contra el cielo y contra ti! Quería obligarte a que tomaras el camino que yo quería. Pensaba que mi sueño era tan bueno que llenaría también tu vida y me sentía con el derecho de exigirte ese sacrificio para alcanzar mis deseos.

– …Pero ahora que te había perdido, me he dado cuenta de que estaba equivocado; ahora sé que en el fondo, lo que siempre he querido es que tú seas feliz.

– …Hija, hoy te pido que seas feliz siguiendo tus propios sueños.

Dile NO a los sueños prestados

No vivas los sueños de tus padres.

No vivas los sueños de tus amigos o los que la sociedad dice que son apropiados para ti. Vive para ser feliz tú, con tus propios criterios, según los sueños que llevas dentro, comprometido/a contigo mismo/a.

Los “traficantes de sueños” querrán implantar en ti los sueños e ideales que les convienen, los que te convierten en un joven a la moda, estéticamente rebelde para ser dócilmente consumista.

Di no a todo eso. Dilo con tus propios sueños: cultivándolos y luchando por ellos.

No vivas con sueños prestados.

Soy un héroe… (juego de rol)

EN LA TRINCHERA DE RAS LANUF
desert landscape
… salté con todas mis fuerzas a la trinchera mientras agarraba la bolsa con las herramientas. Las balas trazadoras ¿aliadas? ¿rebeldes? ¿del gobierno? silbaban por todas partes e iluminaban la negra noche mientras tronaban las ametralladoras pesadas. Después del último fogonazo tardé un minuto entero en moverme y mirar: habíamos llegado a la última trinchera por encima del pueblo. Afuera, en la colina, se veía a unos trescientos metros la silueta del depósito de agua, con su caseta de bombeo, nuestro destino tras cuatro horas de avance en medio de los ejércitos que allá abajo se disputaban la carretera mientras el pueblo recibía balazos y moría de sed tras cinco días de combates.

Miré. Yo,Jairo había llegado el último, un técnico de pozos petroleros de Venezuela atrapado en una guerra que no era la mía. A mi lado Yasuf, el maestro del pueblo, ayudaba con la caja del botiquín a Yara, la enfermera local que se había empeñado en acompañar a la expedición. Más lejos vi a Jhon, el fotógrafo yankee que todavía seguía haciendo fotos a pesar de que nos ponía en peligro con los destellos de su cámara. La quinta en la expedición era Laila, una tuarej de los desiertos interiores cuya tribu había sido masacrada por los soldados de Gadafi, y ya se había mostrado eficaz y sanguinaria en luchar contra el régimen. Los otros dos miembros de la expedición, el mecánico de la estación de bombeo y un pastor de cabras que conocía la zona, no aparecían. Ojalá estuvieran sólo perdidos o heridos…
sunset

Nos quedaban cinco horas antes de que, a media noche, como acordado, encendieran las hogueras allá abajo para llamar la atención. Entonces debíamos hacer el último trayecto corriendo campo abierto, conectar la estación de bombeo y salvar a los dos mil habitantes del pueblo de una terrible muerte por sed en medio de ese desierto. Eso si es que el pozo estaba intacto y las electrobombas hacían su trabajo…

Nos acomodamos en la vieja trinchera. Había tiempo para hablar y empezamos a contarnos nuestra historia: ¿qué te trajo hasta aquí? ¿y porque estás dispuesto a morir dentro de un rato con una pequeña Por eso nos pusimos a pensar: ¿porqué te hiciste voluntario de esta locura? ¿cuál es tu historia?

Fotos: (CC, Creative Commons) tomadas de la galería de Desierto de “Mis_Ohara” en Flickr: http://www.flickr.com/photos/miss_ohara/with/2830868507/

 

Uso pedagógico: Los alumnos, en clase de ética, asumen uno de los cinco roles de la historia y los hace suyo explicando a los otros los motivos y condiciones bajo las que estarían dispuestos a perder su vida por intentar salvar la vida de mil personas. En una segunda fase escriben una carta a su familia explicando su decisión, por si acaso.

En una tercera fase se puede dejar fluir la acción mediante reglas de los clásicos juegos de rol.

A %d blogueros les gusta esto: