¿Cuál es tu disfraz?

Un papá entusiasta, a pesar de ser tiempo de carnaval, se ofreció a llevar en la camioneta al equipo de su hijo a jugar a fútbol. El partido se celebró con una intensa lluvia, y los once pequeños quedaron completamente cubiertos de barro… y de goles.

Al atardecer, ya de vuelta, agotados y sin haber almorzado, ven a la entrada de la ciudad una gran fiesta de disfraces. Van entrando los grupos de pitufos, los de vikingos, varias rapunzeles y otras princesas… y al papá se le ocurrió entonces un truco para merendar gratis. Bajó a todo el equipo, llenos de barro y con las botas guayos con los tacos, y se fueron por la puerta principal.

  • Y ustedes, ¿de qué van vestidos?

  • Vamos disfrazados de equipo de fútbol

  • Ah, Ok, ya veo… ¡adelante!…

La gente que no te conoce confunde tu vestido con el disfraz, y tu disfraz con el vestido real.

¿Eres capaz de descubrir cuál es tu disfraz? Es aquel que refleja por fuera lo que no eres por dentro.

Llevar máscara es disfrazar tu apariencia para que no sepan quien eres… o qué piensas.

Reconócelo: no estaría nada mal quitarse una o dos caretas: ser un poco más libre, no aparentar eso que no sientes ni eres.

El peor disfraz es que debes llevar obligatoriamente ante los demás: de buena gente, de buen hijo/hija, de…

Carnaval debería servir para ir un día al año sin antifaz, decirle a la gente lo que uno siente, mostrarse como uno es. Quizás después no nos pondríamos más.

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Susana
    Mar 06, 2011 @ 17:27:10

    Hay veces que uno pasa tan desapercibido como el aire acondicionado..
    otras que vas de lo que te permiten.. quizá alguna otra olvidaste de que vas..
    Todo lo que nos rodea nos influye.. lo que tomamos o nos prestan sin querer o queriendo, nos cambia..
    Nos fijamos en los demás? lo que llevan.. por fuera.. por dentro..?
    Cuando has de actuar de forma no conforme.. en la rutina diaria.. no me fijo en que estoy llevando en ese momento.. me fijo más en los primeros brotes de la primavera que aún no llega.. y la labor de las abejas.. para que en unos pocos meses depues haya una fruta “perfecta”..

    Responder

  2. Fernando Ruiz
    Mar 07, 2011 @ 10:42:19

    Susana, qué maravilla leer tus reflexiones, porque ciertamente el empeño de la autenticidad será seguramente descuidar un poco la batalla por la imagen, y dejar traslucir el momento o, como el equipo de fútbol del cuento, la actividad que hago y que me impone la vestimenta adecuada.

    Espero que tu atención a los primeros brotes de la primavera europea den frutos abundantes en ti.

    Un saludo 🙂

    Responder

  3. francisco buitrago perez
    Oct 06, 2011 @ 19:04:04

    Cuando una mascara, es muy buena la persona que esta detras de ella no puede ser reconocida. En una fiesta de difrases al principio no se sabe quien es quien y solo a medida que trascurre la fiesta bamos desemascarando su verdadera identidad. Hay ocasiones en que las mascaras divierten , asuntan y tienen diversos usos . Afortunadamente como en la fiesta de difrases en la vida cotidiana los difrases duran poco y las mascaras se van callendo quedan los difrases al descubierto. Cuando una persona no finge y no obra doblemente ,que se relaciona con los demas sin hacer uso de mascaras ni de disfrases es una persona sincera. SERM SINCERO Y SIN MASCARAS ES UN GRAN TESORO.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: