Amigos para el Rey (Cuento)

El Rey Karl Ubuntux IX gobernó treinta años con puño de hierro, dando órdenes desde su palacio para pacificar su reino, construir carreteras y hospitales, y abastecer los mercados.
Cuando finalmente lo consiguió y decidió disfrutar de sus éxitos, se dio cuenta de un pequeño detalle: no tenía amigos. Aburrido de una vida tan rica y tan triste, intentó hacer amigos entre sus ministros, pero le respondían con frases hipócritas, le dejaban ganar en los juegos y les parecía divertido cualquier chiste que contara.
El rey, decepcionado de tanta sonrisa falsa,convocó a sus antiguos amigos de infancia, que habían llegado a ser reyes de otros reinos, pero cada uno hablaba de sus éxitos y sus palacios, cosa que no gustó a nuestro rey. Desesperado, salió a los campos para hablar con campesinos y pastores, pero también era inútil: hablaban de zanahorias y viñedos, cosas en las que él no tenía ningún interés.

Un día, cansado de tanta soledad, convocó a los magos de su corte y les pidió que le consiguiesen una docena de verdaderos amigos.

Los magos, decidieron fabricar los amigos del Rey a partir de una materia fuerte y resistente, así que mandaron traer roca de las montañas, la rociaron con su poción, dijeron sus conjuros y… ¡shaazzzaaaam! Convirtieron las piedras en amigos.
El Rey estuvo muy contento y se fue a pasear con ellos. Al principio todo fue bien, sabían de impuestos y espadas, le escuchaban y opinaban, pero en cuanto llegaron a un tema de discusión, aquellos seres se mantuvieron tozudamente en sus opiniones sin cambiar nada de nada, y aquello acabó muy mal.
Triste e irritado, pidió a los magos un nuevo conjuro. Los magos decidieron fabricar los amigos del Rey a partir de una materia moldeable y adaptable, así que mandaron traer agua de los ríos, la rociaron con su poción, dijeron sus conjuros y… ¡shaazzzaaaam! Convirtieron el agua en amigos.
El Rey estuvo muy contento. Al principio todo fue muy bien, pero se dio cuenta de que esta gente no tenían forma, se adaptaba a cada opinión, eran demasiado blandos, sin personalidad, y aquello terminó en una gran decepción.
Nuevamente pidió a los magos un nuevo conjuro. Los magos decidieron probar con la madera de los bosques, así que la rociaron con su poción, dijeron sus conjuros y… ¡shaazzzaaaam! Convirtieron la madera en amigos.
Esta vez parecía que todo iba bien. No eran ni muy duros ni demasiado blandos. Pasaron todo el día charlando y riendo con el Rey. Pero cuando llegó la primera discusión seria, les cayó como una chispa del fuego, se incendiaron y aquello acabó muy mal.
Desesperado, el Rey convocó a los desconcertados magos, que tras reunirse  propusieron un último intento.

El problema, le dijeron al rey, estaba en la materia prima.
¿Qué va a usar ahora? ¿Diamantes? ¿Aceite? ¿Arena?
No majestad. Los fallos anteriores estaban ahí. El ser humano sólo puede encontrar un amigo en alguien de carne y hueso, humano como él.
Ah, comprendo. Entonces, ¿a quién usaremos? ¿A un sirviente? ¿Al decano de los magos?
No majestad. No se les puede obligar a ser amigos. El problema es que usted quiere que sean ellos los que se adapten a usted.
Entonces, entre cuatro fuertes magos agarraron al Rey Karl Ubuntux IX, lo rociaron con su poción, dijeron sus conjuros y… ¡shaazzzaaaam! Convirtieron al rey en amigo.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. francisco buitrago perez
    Oct 05, 2011 @ 19:43:22

    la amistad es como una planta que se riega para que cresca sana fuerte y bonita NO SE TRATA DE SER AMIGO SINO DE HASCERSE AMIGO

    Responder

  2. francisco buitrago perez
    Oct 05, 2011 @ 19:46:10

    NO BUSQUES UN AMIGO PARA MATAR LAS HORAS, BÚSCALO PARA VIVIR

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: