Amar por la causa justa

Tres colibries o tucusitos descubrieron horrorizados que el verano había secado su jardín y ya no había casi flores de las que extraer su precioso néctar.

  • el primero pensó: ¡Dios mío! No puedo vivir sin las flores, ¡las necesito ya! Y se lanzó desesperado, inmediatamente,  a buscar un nuevo lugar donde vivir, sin plan ni cuidado, llevado por su necesidad vital de flores.
  • el segundo  pensó: “Yo le he dedicado mucho esfuerzo a conocer y aprender las flores de este jardín… ¡Seguro que no pasa nada! ¡pronto todo volverá a la normalidad!” Así que se se quedó allí, sobreviviendo entre los restos cada vez más escasos de buenas flores, intentando revivir la magia que vivió un día con sueños que nunca llegarían.
  • el tercero pensó “Quiero un lugar donde vivir, donde encuentre cada día las flores que necesito y pueda ser feliz, quizás con otros colibríes; aquí ya no hay futuro, así que voy a salir a buscar“. Tomó entonces todo lo que deseaba y lo que era, lo amasó con  lo que había aprendido, y empezó su búsqueda de nuevos jardines de flores dedicando su tiempo a olfatear la brisa y observar los montes.

Así, sin prisa y sin pausa, el tercer tucusito buscó y buscó, se dejó llevar pacientemente por su entrenamiento y su instinto, explorando y buscando desde el corazón, hasta que encontró su nuevo edén.

………………..

Si no buscas más amor, tarde o temprano perderás el que ahora tienes. El amor se sostiene en la búsqueda del amor en el amado.

Si buscas el amor porque no lo tienes y lo necesitas, sólo encontrarás tu necesidad de ser amado.

Si buscas el amor porque un día lo tuviste y lo has perdido, sólo encontrarás nostalgia de lo que ahora no acabas de tener.

Sólo si aceptas tus necesidades y asumes tu historia, podrás buscar el amor desde el corazón.

La causa de tu búsqueda condiciona por tanto lo que encuentras. No te quejes de que no has encontrado amigos o de que tu relación especial no acaba de funcionar, pregúntate qué y para qué buscas.

Las motivaciones se purifican, especialmente cuando el fracaso ronda y debemos emigrar a nuevos jardines de la amistad.

El amor es como la flor de azafrán, que sólo puede ser recolectada, una a una, con total atención, antes de que salga el Sol, para tomar los estigmas y dejar ir el resto…

Fuentes: las fotos están tomadas en San Diego de los Altos (Miranda) en septiembre del 2010 y están disponibles aquí (cc). El video a continuación es un texto medieval de amor recreada por Luar Na Lubre:
Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Gladys acevedo
    Feb 23, 2011 @ 17:49:45

    Estoy de acuerdo con el 2do colibri de seguir cuidando su jardin, pero esta vez como mas esmero y amor… pues alli el encontro lo que siempre habia buscado y por ninguna manera lo iba a dejar, siempre y cuando las circunstancias se lo permitieran y tal vez algun dia volveria a ser el hermoso jardin que fue y donde siempre vivio.

    Responder

    • Fernando Ruiz
      Feb 26, 2011 @ 14:38:40

      Hola y gracias por comentar 🙂
      Su opinión es muy interesante, buen punto de vista, …pero a mí me da la impresión que es peligroso cuando cambia el clima o las distancias. No hay que dejar las antiguas amistades, pero si se van lejos, siempre es mejor irse a poner saldo en el celular antes que esperar a la puerta de la casa como “en el Muelle de San Blas” (Maná).

      Responder

  2. Carla Briceño
    Mar 16, 2011 @ 22:15:19

    Hace una semana leí esta historia y hasta hoy la he comprendido… En ese momento vino a mi mente que en ocasiones nosotros mismos nos quitamos el derecho a ser felices por estar atados a aquellas (cosas, personas) que creemos nos van a dar la felicidad… Un abrazo

    Responder

    • Fernando Ruiz
      Mar 22, 2011 @ 09:10:25

      Carla, qué sabiduría la de tus palabras, se que hablas desde la experiencia y se que eres una experta en búsquedas. Avisa con tus trinos cuando encuentres nuevos jardines, valdrá la pena haber dejado viejas ataduras.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: